lunes, 22 de septiembre de 2008

De Jacques / Eliseo Diego enviado por Sonia Betancort

Llueve en finísimas flechas aceradas sobre el mar agonizante de plomo, cuyo enorme pecho apenas alienta. La proa pesada lo corta con dificultad. En el extremo silencioso se le escucha rasgarlo. Jacques, el corsario, está a la proa. Un parche mugriento cubre el ojo hueco. Inmóvil como una figura de proa sueña la adivinanza trágica de la lluvia. Oscuros galeones navegando ríos ocres. Joyas cavadas espesamente de lianas. Jacques quiere darse vuelta para gritar una orden, pero siente de pronto que la cubierta se estremece, que la quilla cruje, que el barco se encora como si encallase. Un monstruo, no, una mano gigantesca alcanza el barco chorreando. Jacques, inmóvil, observa los negros vellos gruesos como cables.«¿Este?» «Sí, ese» —dice el niño, y envuelven al barco y a Jacques en un papel que la fina llovizna de afuera cubre de densas manchas húmedas. El agua chorrea en la vidriera, y adentro de la tienda la penumbra cierra el espacio vacío con su helado silencio.

Eliseo Diego. «De Jacques», relato perteneciente a su libro Divertimentos, 1946.
Sonia Betancort

3 comentarios:

Jose dijo...

No conozco tampoco a Eliseo Diego
¿quien es?

Jose

Anónimo dijo...

http://es.wikipedia.org/wiki/Eliseo_Diego

Aqui os dejo un link por si alguien no conoce al autor

Carmen

Diego dijo...

Había leído este cuento hace muchos años, en una recopilación y nunca lo había podido volver a localizar. ¡Gracias por subirlo! ¡Quién pudiera ser Jacques!!

Un abrazo.
www.diegosandro.blogspot.com