sábado, 13 de septiembre de 2008

Detalles / Ana Girona

Me hallo rodeada de oscuridad efímera.
Si enciendo la luz, todo finalizará. Aunque no lo hago. ¿El por qué? Porque no quiero; toda alma necesita su momento oscuro, ese instante íntimo.
Miro hacia ninguna parte y ese lugar inexistente me trae recuerdos oblicuos e incoherentes. Me levanto de la silla y me fijo en la persiana de mi cuarto: está entreabierta. Por lo cual, entra algo de radiante luminosidad.
Esa extraña luz se refleja en mis ojos. Esa extraña luz ilumina. Sí: ilumina. Y lo hace raramente, creando sombras impactantes, sombras que carecen de vida aunque parezcan rebosantes de ella.
Un insecto extraño entra por mi ventana entreabierta. Me persigue aunque yo no hago más que dar vueltas sobre mí. Ese insecto pretende atacarme cuando menos me lo espere pero yo lo auyento con un simple pensamiento... y se marcha... y no volverá...
Me siento. Me quedo muy quieta escuchando el sonido del silencio mientras imagino el cómo y el porqué de las pequeñas cosas, de los sueños jamás soñados, de los detalles.

19 comentarios:

DRÍADA dijo...

Gracias ^^

Carmen dijo...

Raro, sencillo y emcionante.
Muy bonito.

Carmen

Carola dijo...

Mucha sensibilidad.
Me ha gustado.

sara dijo...

Que significa driada?

Sara

sara dijo...

Que significa driada?

Sara

sara dijo...

Que significa driada?

Sara

DRÍADA dijo...

Sara, ¿qué significa el qué, exactamente?

Sara dijo...

El nombre, ¿es una diosa griega?

Lorenzo dijo...

Los detalles son los que hacen que la vida cambie.

Lorenzo

DRÍADA dijo...

Sara, una dríada (o dríade, viene a ser lo mismo) es un ser mitológico. Concretamente, es una ninfa del bosque. Su vida es paralela a la de un árbol y dura lo mismo que éste. Si al árbol le pasa algo lo mismo le ocurre a la dríada.

Anónimo dijo...

Te consideras una ninfa?

DRÍADA dijo...

Anónimo, recuerda que mi pseudónimo no deja de ser eso: un pseudónimo. Me lo puse porque mi profesor de literatura castellana dijo que yo era una ninfa. Y como me gusta hacer fotografías de árboles, flores, etc, pues me puse "dríada".

DRÍADA dijo...

Aunque no me considero ninguna ninfa. Las ninfas son seres imaginarios y yo soy una persona igual que lo es quien está leyendo estas líneas. Los apodos no dejan de ser apodos, aunque nos los pongamos por ciertos motivos.

Alberto dijo...

Porque tienes una vida umbria?

Dríada dijo...

Alberto, el porqué del título de mi blog es sencillo: lo comencé en unos momentos no muy fáciles para mí. Me creé el blog para explicar la historia que me perturbaba (una historia un tanto infantil y estúpida (ahora me doy cuenta) pero, en aquel momento, era muy importante para mi vida). Cuando terminé de explicar mi historia pensé en cerrarme el blog o dejarlo ahí: inerte. Pero, después, me animé, decidí seguir escribiendo y decidí conservar el título.

Alberto dijo...

He leido diciembre enero y febrero de tu blog Ha debido ser como volver a tu pasado. No se si lo escribiste en tiempo real así que no se el final de la historia.
Todavía no se si publicaste la novela o la terminaste. ¿es fácil publicar? Veo que al final se lo enseñaste a tus amigos. He visto tu vida con un año de retraso.
Alberto

Dríada dijo...

Alberto, me sorprende que te hayas interesado por mi vida -porque mi vida no es importante: tan sólo soy un puntito más en el universo-.

La novela aún no la he terminado (por desgracia) pero ya tengo la editorial pensada. Dicen que no es fácil publicar pero sé que amigos míos (poetas, escritores) llevan una buena racha de publicaciones.

Un abrazo.

Alberto dijo...

Cada palabra que escribes está llena de poesía. Suerte con tu novela.

Dríada dijo...

Gracias, Alberto ^^