domingo, 14 de septiembre de 2008

El árbol canibal / Genaro Becerra


Ayer, al despertar, toqué las partes de mi cuerpo en su lugar y repasé todos los noticieros posibles para comprobar que seguía vivo y que nada malo sucedió en el CERN de Europa con el acelerador de partículas y sus pruebas del 10 de Septiembre 2008.
Poco tiempo después sufrí el ataque del "complejo green peace".
Si, ya sabes... Esos cinco minutos de ecologista que nos salen a todos cuando sientes que la vida de otros animalitos estuvo o estará en peligro y que al final; te das cuenta que no todo termina en desgracia.

Entonces me dije: Mi mismo, ¿recuerdas ese árbolito que te regalaron en el parque venados cerca del Volcán Popocatepetl para que un día lo sembraras?... Pues te sigue esperando.




Anda... levántate y siembra un árbol.




Chequen la foto que aún venía en su empaque original. Conseguí una maceta y tierra.
Lo sembré en una maceta para que siga creciendo y cuando ya lo vea más fuertecito lo plante en la calle. Por que nunca falta el chamaco menso que pise al tierno árbol y lo heche todo a perder.
Corté la bolsa y me sorprendí de ver sus raíces, si, aunque suene medio menso, las raíces son una parte de un árbol o planta que no vemos muy a menudo.












El siguiente y delicado paso fué el translado sin desmoronar el cartucho de tierra y raíces (con estructura más o menos similar a un mazapán) y centrarlo en la maceta, una vez superado el paso más tierra al rededor y Tadaaaaaaa... se vé bien bonito... snif, snif.


Es el tercer árbol del que tengo cuidado para sembrarlo en mi vida: el primero fué un árbol de limones que actualmente debe medir más o menos un metro y medio.

El segundo un árbol de guayabas que brotó por que enterré una guayaba en la tierra a ver que pasaba y funcionó.

Y éste, es un cedro blanco que, probablemente, verá mi entierro ya que viven más de cien años y para ese entonces yo ya seré abono...
Pinche árbol... siento que me está observando como los caníbales... Te voy a comer, te voy a comer... tarde o temprano, al cabo no tengo prisa.
Y en este momento de terminar la entrada ya estoy pensando bien si me darán ganas de sembrarlo o no en su lugar definitivo.

Genaro Becerra. Escritor de la Novela Planeta Dinero
http://planetadinero.blogspot.com/

Saldrá al público el 24 de Septiembre en editorial Endira http://www.endira.com.mx/

8 comentarios:

Carmen dijo...

Que tengas suerte!!
Carmen

Mercedes dijo...

Bueno, ya has hecho dos de esas cosas importantes que se tienen que hacer en la vida: has plantado un árbol y has escrito un libro... y no sólo eso, sino que, además, te lo publican... ¡FELICIDADES!

Jose dijo...

Felicidades porque te publiquen tu libro. A ver si se extiende la suerte y nos publican a todos.

Me ofrezco a plantar un arbol con Mercedes.

Mercedes dijo...

Propongo a Jose plantar un árbol una vez nos hayan publicado algo en papel (¿llegará ese día??). Nuestros libros tendrán hojas blancas, y el árbol devolverá a la naturaleza sus hojas verdes! :-)

Jose dijo...

Trato hecho Mercedes. En cuento te publiquen el libro vamos a plantar un árbol que veas desde tu ventana.

Mercedes dijo...

Fantástico, Jose! Ahora sólo pido... que no me lo publiquen dentro de 40 años, no sea que ya me pille muy anciana y no tenga fuerzas ni para coger una pala!!! :-D

LyA dijo...

LyA
MUCHAS FELICIDADES COMPRE TU LIBRO Y ESTA PADRISIMO...

Genaro Becerra dijo...

Muchas gracias a todos por sus comentarios.
Mercedes y josé les deseo toda la buena suerte del mundo para que pronto sean pblicados y no sea tarde para plantar un árbol.
Iya, gracias por leer mi novela Planeta Dinero, ya puedo dormir tranquilo pensando que te gustó mi narración.
un abrazo a todos y quedo a sus órdenes.
Gracias!