miércoles, 1 de octubre de 2008

Parricio / Ildiko nassr

Siempre me declaré más proclive al incesto que al parricidio. Prefiero acostarme con los padres que matarlos. Prefiero la convivencia a la ausencia (perdón por la cacofonía). Aborrezco a quienes salen de cacería de padres. Prefiero un aquelarre a una masacre. Sin embargo, me he retirado. No me caso con nadie. Abandoné a los padres en su cama y me encerré en una biblioteca. Prefiero la quietud de mi hogar a la incomodidad de una sexualidad paupérrima seguida de disculpas o lamentaciones. Los padres envejecen demasiado rápido.

11 comentarios:

Angie dijo...

Excelente!

Enrique dijo...

Inquietante...

Anónimo dijo...

Es cruel y violento.
Sara

Mercedes dijo...

Hummm, refinadamente siniestro...

Anónimo dijo...

Es un cuento muy raro No lo he entendido.
Elena

topillo dijo...

Que mal royo, no me pongo en tu pellejo, pero seguro que juegas bien al ajedrez.

Alberto dijo...

Estoy de acuerdo. Es un poco de trastornados.

Alberto

Anónimo dijo...

Pues yo juego al ajedrez y no estoy tarado.

Jose

Jorge dijo...

Saboreo cada palabra de este texto inquietante y mágico.

Muchas gracias.

Jorge

Anónimo dijo...

Muy diferente y original.
Sigue así
Leo

Dríada dijo...

Me he quedado atónita.

Un abrazo.