martes, 15 de julio de 2008

Marcos 901/ Silvia Sánchez Urite

Se acercaba otra Pascua sin sorpresas. Yo me sentía dentro de un clima cercano a la depresión una vez más.

Me puse a revisar fotos viejas, cosa que hago cuando estoy melancólica. Y lo vi. Allí estaba, con su sonrisa de niño y todo vestido de negro, en el cumpleaños de no sé quién.

Recordé los buenos momentos, las charlas sobre filosofía y sobre la vida. Y decidí llamarlo.
Encontrar su número fue algo complicado. ¿Dónde estaba?

¿En el libro de Merleau Ponty? No, ése era el número viejo. Además lo había borrado de mi agenda con liquid paper. Más tarde, ya había perdido la esperanza cuando, buscando otra cosa, apareció un papelito casi amarillo que decía "Marcos 901- 3333". Me volvió a causar gracia su caligrafía caprichosa.
Qué le diría...

¿Que lo extrañé? No, eso era demasiado. Llamaría casualmente, comentándole sobre aquel escritor que él conocía y que había sido acusado de plagio. "Tenès razón", diría él "si yo le di algunas de sus mejores historias". Me contaría sus horarios en la facu y yo, los míos.

Parte de mi tristeza se había agravado cuando murió mi gato Dionisio, pero no sabía si se lo contaría.Y le diría que estaba leyendo el libro que me recomendó y la fotocopia que le sobró de aquella materia.

Entonces pasaron un día, dos días. Cada vez que agarraba el teléfono, confiada en mí, de pronto sufría palpitaciones y se me cortaba la voz, aún sin marcar ningún número. Finalmente, el viernes santo decidí llamar. Me sudaban las manos pero recé y me acomodé junto al tubo con un machete de temas sobre los que charlar y una birome.

El teléfono sonó sólo tres veces. Una voz masculina contestó. "¿Marcos?" dije, con voz temblorosa, ante el momento esperado. Él contestó "No, Marcos no vive más acá, se mudó."

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Está bien pero sería mejor que al final se hubiese muerto. Igual se ha mudado al piso de arriba y volvemos a empezar.

Silvia Urite dijo...

Opiniones son opiniones, anonimo. Pero creo que lo tragico es que no se muere. Igual gracias por tu mirada.
Gracias Volador5 por publicarme.
Silvia Urite
Bs As Argentina

Anónimo dijo...

Hola me llamo Marta. A mi me ha gustado mucho el cuento y el final me parece perfecto. ¿tienes alguno más? Gracias Silvia.

Silvia Urite dijo...

Marta: Gracias!
Podès visitar mi blog
www.silviauritecunetos.blogspot.com
donde hay cuentos, poemas y miscelanea.
Gracias de nuevo.
Silvia

Silvia Urite dijo...

ay la teclexia!
Marta, te doy de nuevo la direccion
www.silviauritecuentos.blogspot.com
o simplemente cliquea mi nombre

Anónimo dijo...

Qué es una birome?
Qué cuento más bonito.
Sonia

Silvia Urite dijo...

Sonia: Una birome es una lapicera o bolìgrafo, generalmente de plàstico. Acà, en Argentina, la marca màs conocida es "Bic".
Gracias por los halagos.
Saludos
Silvia

De Lirium soy dijo...

Hermoso cuento, Silvia. Breve, como a mí me gustan, pero lleno de sensaciones. Me "llevó de la nariz" hacia ese final inesperado. Me alegro mucho de verte publicada aquí. Un beso.

Silvia Urite dijo...

Gracias De Lirium:
Siempre un gusto escucharte.
Un beso. Hoy me voy a bailar!
Sil

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho ¿es autobiografico?

Mikel

Silvia Urite dijo...

Sì Mike, como toda ficciòn este cuento tiene bastante de su autor/a, en este caso yo, y se acerca bastante (mucho) a algo que me pasò hace unos años, cuando comenzaba el siglo XXI.
Gracias por la opiniòn.
Saludos
Silvia

Estrella dijo...

¿Y qué pasó con M,?

¿Nunca más supiste de él?

Muy bueno, Silvia.

Silvia Urite dijo...

Jajaja
Ay Estrella... Sì, me lo he cruzado en alguna feria del libro, pero nos miramos y ni el ni yo nos animamos a saludarnos.
Igual, ya prescribio, asi que ya no lo odio.
Medusa Hilarante

Anónimo dijo...

Si era buen chaval. Le plagiaban los cuentos...

Manuel

Silvia Urite dijo...

Manuel: jajajajaja
Bueno, no se si era buen tipo, buen escritor, seguro.
Me gusta intercambiar con Uds porque hablan el castellano ibèrico que me gusta mucho.
Pueden visitar mi pàgina si lo desean
www.silviauritecuentos.blogspot.com
Saludos rioplatenses
Silvia/Medusa

Ana dijo...

Hola Silvia, he ido a tu blog pero no veo más cuentos ¿donde están?

Veo que no eres una aficionada.
Me ha gustado aunque la referencia a Ponty es un poco demasiado intelectual ¿no?

Quiero leer alguno más.

Silvia Urite dijo...

Ana: Anda al apartado Cuentos y poemas, o cuentos añejos.
Saludos
Sil

Jose dijo...

Claro... no había que esperar al viernes santo Mejor llamar el domingo de resurrección
:)

Carola dijo...

Que bonito escriben los argentinos...

Carola

Silvia Urite dijo...

Gracias Carola por el elogio!
Sil/Medu