miércoles, 16 de julio de 2008

Urano años 90/ Jose Bonet

El contrabando de bases de datos había crecido enormemente en los últimos años y casi todo el mundo podía pasar los exámenes estudiando con dedicación durante años.
El papel y las preguntas cerradas… todo eso era asequible, pero la forma de hablar y los matices eran imposibles de captar si no habías vivido aquello. Si no habías estado allí, no podías pensar como ellos.
Había algunos reductos culturales, pero todo el mundo renegaba de ellos pues les alejaban de sus objetivos. Las tiendas, los escaparates y los mostradores de Urano estaban repletos de iconos de los 80.
Matrix había sido borrado de los catálogos y sólo la primera trilogía de la Guerra de las Galaxias era permitida.
En el año 2.050 la Tierra sólo era habitada por los jóvenes de la década de los 80 del siglo XX. Ellos habían descubierto el secreto de la vida eterna y habían descubierto como mandar a sus hijos al espacio para evitar la superpoblación.
La Tierra estaba dominada por esa generación que había decidido evitar el hip-hop, el rap y los móviles con cámara. En la Tierra, la generación de los 80 sólo admitía los móviles para hablar y mandar mensajes de texto.
Todo había comenzado cuando la generación de los 80 empezó a decir que los jóvenes eran complicados y arrogantes. La vida en la Tierra era un paraíso y sus habitantes decidieron limitarlo. Las generaciones siguientes consumían demasiados recursos y estaban intentando cambiar sus gustos. No tardaron mucho en descubrir cómo evitar ceder el poder y pasar de moda. Los jóvenes ya no iban a decidir la moda. Es más, los iban a expulsar de allí para mantener sus privilegios para siempre. Tras un referéndum restringido se decidió la franja de edad elegida. Al resto de la población la montaron en naves y la mandaron a vivir al espacio exterior.
En la tierra, muchos pequeños detalles hacían que ese planeta aparentemente diverso ahora fuese en realidad homogéneo, ya que incluso los grupos minoritarios como los góticos eran sólo admitidos en su versión más asequible.
Los grunge con su versión destructiva del planeta de principios de los 90 habían sido rechazados en un ambiente dominado por Cousteau y por su admiración perpetua a Casablanca. El problema principal para la generación de los 90 es que Urano, el planeta para “90 años de los 90” se estaba secando y aunque había pasado a ser una fotocopia barata de la Tierra en los 80, sus habitantes eran conscientes de que no podían vivir así mucho tiempo. No disfrutaban de la juventud perpetua.
Por eso viajar a la Tierra era una cuestión de supervivencia porque mientras ellos nacían, vivían y morían sufriendo por salir adelante, sus padres y sus abuelos eran eternamente jóvenes…

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Ramon como chico de los 80 me ha parecido superoriginal el cuento

Anónimo dijo...

Hola José me llamo Cris, me gustaría leer algo más tuyo.
Besos

Anónimo dijo...

En mi opinión esto no es un cuento. Es el borrador para hacer un cuento (probablemente buen material para ello).

Saludos y ánimo.
Javier

Anónimo dijo...

A mi me ha gustado. Porque parece un borrador?
Saludos

Julian

Jose dijo...

Seguí la historia...pero nadie la publicó.

Jose